¿Sabes qué es el autoconcepto y cómo afecta a tu hijo?
0

¿Sabes qué es el autoconcepto y cómo afecta a tu hijo?

Os escribo hoy a propósito del comentario que me dejó Xosefa en el post de “5 razones por las que no me gusta la teoría de la “bofetada a tiempo””.

En este mensaje, que agradecí infinitamente porque anima mucho, ella hace referencia al autoconcepto y como es un término que casi no se utiliza últimamente. Y es cierto, pero además es preocupante, porque es un concepto, y valga la redundancia, básico en la formación de la personalidad, la consolidación de una buena o mala autoestima y se encuentra en el centro de patologías tan serias como los trastornos alimentarios conocidos como anorexia y bulimia.

Aunque el autoconcepto está muy relacionado con la autoestima son cosas distintas pero interrelacionadas. La definición más o menos técnica del autoconcepto es la percepción que tenemos de nosotros mismos mientras que la autoestima es como nos sentimos con nosotros mismos.

Pues bien, el autoconcepto de nuestros hijos, esta imagen que ellos tienen de sí mismos, se va desarrollando y modificando a lo largo de la vida, pero los primeros años son cruciales. Y más importante, en gran medida se ve influenciado por lo que ven, oyen y sienten en su entorno cercano y por los roles que les toca jugar en sus experiencias vitales. Por ello, si conviven con violencia van a interiorizarla como algo propio ya sea con un rol de agresor o de agredido, y si son etiquetados como “desastre”, “estudiosos” o “tontos” van a interiorizar también eso como parte de su autoconcepto.

Pero a veces las cosas son sutiles. Por ejemplo, intentamos por todos los medios transmitir a nuestros hijos una imagen corporal positiva pero atacamos constantemente nuestra propia imagen corporal o la de nuestra pareja, “mañana mismo me pongo a dieta que mira que tripa tengo”. Enviando por tanto un mensaje ambivalente respecto a la imagen física.

De hecho, una manera muy común de afectar a la imagen que el niño se forma de él mismo es mediante la comparación, en padres bienintencionados como somos casi todos es muy común hacer un esfuerzo grande por no etiquetar a los niños, sin embargo no dudamos en decir cosas del estilo “mira, que mala suerte, ha sacado mis dotes para el dibujo”… y los niños entienden perfectamente que dibujan mal, pero además que es correcto “minusvalorarse”, ya que su padre o su madre lo hace respecto a sí mismo, y además que poco puede hacer al respecto porque lo ha “heredado” de un adulto que no ha conseguido superarse en ese tema.

Por esto también es tan importante respetar al niño desde el momento cero de su existencia como el ser humano con derechos que es, no como “adulto en potencia” que es como muchas veces vemos al niño. De manera que el niño interiorice que es respetable, de igual manera que debe respetar.

Por suerte, el autoconcepto es algo dinámico que se puede cambiar y se cambia a lo largo de la vida.

Un par de enlaces interesantes sobre este tema:

http://www.educapeques.com/escuela-de-padres/el-autoconcepto-la-imagen-de-uno-mismo.html

https://miximoms.com/saratc/blog/9mr9qdzbmy/como-reconocer-si-mi-hijo-tiene-una-buena-autoestima/

Leave a Reply