Lo que sí me funciona… Morirnos de risa
0

Lo que sí me funciona… Morirnos de risa

No sé a vosotros, pero uno de mis mejores recuerdos de infancia, además de la voz de Fofó cantando “En el auto de papá”, es el de la guerra de cosquillas con mis padres. Nunca ganaba porque me moría de risa en el primer envite, pero es un perder tan dulce y tan, tan divertido. Ahora soy yo la que me aproximo por el aire a mis hijos en la cama y hago lo que no se debe hacer… excitarlos antes de dormir. A veces luego me cuesta una hora que vuelvan a dormirse, pero es tan divertido.

Yo creo que no hay sonido más bonito que la risa de un niño, especialmente esa risa desinteresada y libre de la primera infancia, esa risa que no entiende de tabús ni limitaciones. Cuando no tenía niños y era nómada creía que el sonido más bonito era el sonido del tren (también era pobre para coger otros transportes) ahora he cambiado de opinión, el sonido más bonito del mundo es la risa de un niño. Cuando el día ha sido duro y estoy enfadada con el mundo, lo que sí me funciona es escuchar la risa de un niño. Espero que a ellos al menos le deje un buen recuerdo.

Leave a Reply