De toboganes y consejos….
0

De toboganes y consejos….

Pues el Señor Colibrí y yo estábamos en la playa, concretamente en los columpios que hay cada ciertos metros en las playas. Un tobogán verde con un tirabuzón recalentado por el sol. Era difícil subir pero gracias a la concienzuda práctica del día anterior, el señor Colibrí sabía como subir y bajar haciendo posturas de “superhegoe”.

Era un momento de intimidad entre el enano y yo. Un momento de esos especiales que ocurren de vez en cuando. Cuando en estas el Señor Colibrí se me acerca, me sonríe y me dice.

“Te voy a explicar cómo subir por el tobogán y bajar como Spiderman, mamá. Para cuando seas pequeña”

Le miré con sorpresa y le dije “¿Cuándo sea pequeña?”

“Claro, mamá. Cuando la Mona Capuchina y yo seamos grandes, vamos adultos, pues la Mona tendrá un bebé y serás tú pequeña de nuevo… y ¿sabes cómo te voy a llamar?”

“No”

“Te voy a llamar Carolina porque me gusta”

“Ah, vale”

Me dio algo que pensar y aunque espero disfrutar a mis nietos, aunque sólo sea unos años. Esto de la interiorización a los cinco años de la reencarnación y de la posibilidad de volver a ser pequeño me hizo prestarle mucha atención a sus consejos de experto. Los anoté en mi cabeza para cuando vuelva a ser pequeña y a descubrir el mundo que ya lleve algo sabido…

Lo que pasa es que siendo como soy, vaya faena pasarme toda la vida buscando a mis hijos adultos por el mundo…

 

Leave a Reply