De toboganes y consejos….
0

De toboganes y consejos….

Pues el Señor Colibrí y yo estábamos en la playa, concretamente en los columpios que hay cada ciertos metros en las playas. Un tobogán verde con un tirabuzón recalentado por el sol. Era difícil subir pero gracias a la concienzuda práctica del día anterior, el señor Colibrí sabía como subir y bajar haciendo posturas de…
Continue reading »

Fragmentos de sabiduría infantil: Ilusiones ópticas
0

Fragmentos de sabiduría infantil: Ilusiones ópticas

Pues las ilusiones ópticas son fuentes de infinito asombro y momentos de diversión. Como los niños. Hace poco la Mona Capuchina y yo estábamos en un restaurante que tenía como papel de la pared de enfrente una serie de círculos que si los mirabas un rato dibujaban unas esferas que, literalmente, se salían de la…
Continue reading »

De las ocasiones perdidas
0

De las ocasiones perdidas

Tengo el bloc de notas lleno de pequeñas anotaciones de todas las gracias que han ido haciendo mi Mona Capuchina y mi Colibrí durante meses, durante años. Con la sana intención de escribir un post divertido, que quién sabe si podrá animar a alguien una fría mañana. Ahí se van quedando arrastrada por lo urgente…
Continue reading »

Año nuevo ¿vida igual? Nope
0

Año nuevo ¿vida igual? Nope

Pues hace tanto tiempo que no escribo, pero no creáis que todo sigue igual, muy al contrario, mis hijos han crecido tanto y las notas para escribir post en el blog se acumulan en las memorias virtuales que me acompañan en la vida. He empezado en un trabajo apasionante y muy exigente y estresante que…
Continue reading »

De borrascas, ventanas de oportunidad y plasticidad cerebral
0

De borrascas, ventanas de oportunidad y plasticidad cerebral

Cuando empiezas a interesarte por la estimulación temprana de bebés o de “niños graaandes” como diría mi Señor Colibrí, lo primero que capta tu oportunidad son dos conceptos fundamentales, el de que la infancia temprana es una ventana de oportunidad para potenciar la inteligencia de tus hijos y que es la época con mayor plasticidad…
Continue reading »

… de camino a casa…
0

… de camino a casa…

Miro por la ventana y las nubes me dibujan un dragón. Dibujan un dragón sólo para mí. Es un dragón blanco con escamas plateadas y ojos diamantinos de color amarillo, como mi gato JD. Miro por la ventana y me apetece seguir al dragón para salvar el Mundo conocido de cualquier conjuro maléfico que el…
Continue reading »

“La importancia del lenguaje que es generador de realidades” o “Cómo meter bien la pata”
0

“La importancia del lenguaje que es generador de realidades” o “Cómo meter bien la pata”

Me disgusta reconocer estas cosas pero creo que pueda serle de utlidad a alguien. Me ha costado varias semanas armarme de valor para sincerarme respecto a esto pero ahí va. Mi Sr. Colibrí, como buen niño de tres años y pico, es inquieto, ruidoso y divertido, y también dota de nueva profundidad a la palabra…
Continue reading »

La oveja Paqui y los gatos de la Mona Capuchina
0

La oveja Paqui y los gatos de la Mona Capuchina

Otro viejo post de cuando la Mona Capuchina tenía cuatro años. Desde la universidad tengo un chascarrillo que usábamos en la residencia de estudiantes. Cuando algo era muy evidente y alguien te lo negaba, no me diáis por qué, pero siempre le echábamos la culpa a la oveja Paqui. ¿Por qué la oveja Paqui? Ni…
Continue reading »

Egocentrismo infantil, piscinas y un corazón partío
0

Egocentrismo infantil, piscinas y un corazón partío

El Sr. Colibrí decidió con tres años que iba a ser médico como mamá, lo cual he de reconocer me llena el pecho como pocas cosas, la Mona se ha decidido por la Veterinaria y tiene dotes de comunicadora, veremos. El caso, y volviendo al Sr. Colibrí, es que empieza a apuntar maneras, y no…
Continue reading »

Fragmentos de sabiduría infantil (10): Esto es como fumar.
0

Fragmentos de sabiduría infantil (10): Esto es como fumar.

Sigo recuperando textos que escribí hace tiempo, de este hacen ya dos años y ya por suerte puedo deciros que poco después de escribirlo y a base de razonamientos machacones (y un poco de picante… pero no se lo conteis a nadie) logramos que la Mona dejase de chuparse el dedo y evitamos un montón…
Continue reading »